Formas de transgresión
como principio unificador
en Teoría de Campos

Pablo Mora
Instituto de Fisica, Facultad de Ciencias
Iguá 4225, Montevideo, Uruguay
Abstract

En este trabajo se consideran extensiones de las gravedades y supergravedades de Chern-Simons asociadas al uso de formas de transgresión en las acciones correspondientes, en vez de formas de Chern-Simons.
Se observa que las formas de transgresión permiten:
(i) hacer las teorías de Chern-Simons estrictamente invariantes gauge,
(ii) tener un principio de acción bien definido, de modo que la acción es un extremo cuando valen las ecuaciones del movimiento,
(iii) calcular cargas conservadas covariantes de acuerdo con las calculadas por métodos hamiltonianos,
(iv) y regularizar la acción de modo que la entropía calculada a partir de la versión euclídea de esta acción es finita y coincide con la calculada de nuevo por métodos hamiltonianos.
También se introduce y estudia una clase de modelos para objetos extendidos o branas con y sin supersimetría con acciones definidas por la suma de integrales de las formas de transgresión para grupos de gauge ordinarios, grupos espaciotemporales o sus extensiones supersimétricas. Estos modelos son generalmente covariantes, independientes de background y verdaderos sistemas de gauge.
Un modelo de esta clase podría proporcionar una formulación independiente de background de la teoría M.

Contents

”Los sabios de antaño no temían estar solos en sus opiniones.

Sin grandes empresas. Sin planes.

Si fracasaban, sin pena.

Sin congratularse en el éxito…”

- Chuang-Tzu

1 Introducción

A pesar de muchos trabajos afirmando lo contrario, la Relatividad General, actualmente la teoría aceptada de la gravitación, no es una teoría de gauge, como lo son las teorías de las otras tres interacciones fundamentales conocidas [1]. La construcción de una teoría de gauge que incluya el campo gravitatorio plantea la dificultad de que, mientras en el caso de las demás interacciones se dispone de un ámbito espaciotemporal fijo con una métrica de Minkowski, es este caso no hay tal fondo fijo de referencia, al ser la métrica (o el vielbein) parte de la dinámica. Cuando existe una métrica de referencia fija la acción usual para los campos de gauge es la de Yang-Mills, en cuya construcción se utiliza la métrica de Minkowski. Veremos que si no hay un fondo fijo dado por una métrica de referencia la acción natural para una teoría de gauge para los grupos espaciotemporales (Poincaré, los grupos de de Sitter y sus extensiones supersimétricas) que pueda generalizar la relatividad general está dada por la forma de Chern-Simons.

1.1 Panorama del desarrollo de las teorías de Chern-Simons

Las teorías de gauge de Chern-Simons son modelos físicos con una lagrangiana dada por la forma de Chern-Simons para el grupo de gauge. Estos modelos fueron introducidos en el caso abeliano por A. Schwarz [2] y estudiados como ’modelos de juguete’ en muchos trabajos posteriormente (ver por ejemplo [3])hasta el reconocido artículo de Witten [4] en el que se muestra que estos modelos son teorías cuánticas de campos exactamente solubles en 2+1 dimensiones, con observables dados por invariantes topológicos (invariantes de nudos) de la variedad tridimensional de base.

Las gravedades y supergravedades de Chern-Simons son teorías de gauge de Chern-Simons con grupo de gauge dado por uno de los grupos espaciotemporales y alguna de sus extensiones supersimétricas respectivamente. Estas teorías fueron introducidas en refs.[5, 6, 7] para espaciotiempos tridimensionales (2+1). Se observó que la Relatividad General en dimensión 2+1 es equivalente on shell (cuando valen las ecuaciones del movimiento) a la teoría de CS para el grupo de Poincaré ISO(2,1), lo que fue explotado por Witten para mostrar que la teoría es exactamente soluble a nivel cuántico [7].

Más tarde Chamseddine [8] extendió las supergravedades de Chern-Simons a dimensiones mas altas y sugirió que esta clase de modelos podían considerarse como la base de un enfoque para la unificación de las interacciones fundamentales alternativo a la teoría de Supercuerdas [9]. Las supergravedades de Chern-Simons (CS-SUGRA) en dimensiones más altas fueron extensivamente estudiadas en diferentes aspecto por la ’Escuela Chilena’ [10, 11, 12, 13, 15, 1, 16].

En uno de esos trabajos Troncoso y Zanelli [12] sugirieron que el límite de bajas energías de la teoría M [17, 18, 19, 20] podría ser una CS-SUGRA con grupo de gauge , contribuyendo desde otro ángulo a la convergencia entre Teorías CS y Supercuerdas, ya mostrada en las refs.[7, 21, 22]. Más recientemente Horava [23] propuso que una CS-SUGRA podría ser en realidad la Teoría M, la cual sería en entonces una teoría de campos ordinaria. La propuesta de Horava a sido considerada mas recientemente por Nastase [24].

1.2 Relación de la Relatividad General y la Supergravedad estándar con las gravedades y supergravedades de Chern-Simons

La cuestión de las relaciones entre las teorías CS y la Relatividad General y/o supergravedad estándar en diversas dimensiones ha sido discutido en las refs.[7, 8, 1, 10, 12, 23, 15]. Un trabajo reciente que me parece importante, respecto al problema de hallar una solución (un ’vacío’) de una supergravedad de Chern-Simons tal que la teoría linealizada alrededor de este vacío es la versión linealizada de la supergravedad en 11D, es ref. [16].

Se puede entender la diferencia entre los dos enfoques considerando que hay esencialmente dos clases de transformaciones locales en geometría diferencial.Estas son difeomerfismos (vistos como transformaciones generales de coordenadas o deformaciones arbitrarias de la variedad, dependiendo de si tomamos el punto de vista pasivo o activo) y rotaciones locales de una fibra (transformaciones de gauge). Hay entonces también dos maneras de hacer local una simetría global, que son realizarla como una clase de transformaciones generales de coordenadas o realizarla como una simetría de gauge.

En lo que respecta a las simetrías espaciotemporales la primera via es la que se toma en Relatividad General, mientras que la segunda se toma en las gravedades de Chern-Simons. Ya se mencionó que estas teorías son equivalentes en 2+1 dimensiones, pero esta equivalencia no vale en dimensiones más altas.

En el caso supersimétrico nuevamente la primera opción se toma en supergravedad estándar. Los procedimientos principales para construir estas teorías son el método de Noether [38] y los basados en el ’Superespacio’[46].

El método de Noether involucra los pasos siguientes:

(i) Considerar representaciones de el álgebra de la supersimetría con estados de espín 2 (’gravitones’) como máximo.

(ii) Escribir una acción incluyendo campos de esos espines con los términos cinéticos estándar de segundo orden en las derivadas y sin interacciones, contruida de modo tal que sea invariante bajo transformaciones supersimétricas globales. Esta parte es bastante directa.

(iii) Hacer las transformaciones locales, entendidas como extensiones de transformaciones generales de coordenadas, agregando tanto nuevos campos con propiedades de transformación adecuadas como términos nuevos a las reglas de transformación previas. Un punto importante es que se requiere que la acción resultante de este proceso sea de segundo orden como máximo en las derivadas, y que de lugar a ecuaciones del movimiento de segundo orden

(iv) Iterar hasta que la acción final sea invariante bajo las nuevas transformaciones locales. No hay garantía de que este proceso termine despues de un número finito de pasos, pero de hecho termina en la mayoría de los casos interesantes.

En el método del Superespacio el espaciotiempo con coordenadas se extiende a un espacio con coordenadas adicionales que son números de Grassmann que anticonmutan y realizando las transformaciones supersimétricas como transformaciones generales de coordenadas del espacio extendido (superdifeomorfismos).

Como se mencionó, en las teorías de Chern-Simons la estrategia seguida es tomar los grupos espaciotemporales o sus extensiones supersimétricas como grupos de gauge. Las teorías CS contienen términos de orden mayor que dos en las derivadas en su acción, al contrarioque la Relatividad General y las supergravedades estándar. Es importante señalar sin embargo que solo derivadas segundas de los campos aparecen en las ecuaciones del movimiento 111De hecho de primer orden, derivadas de segundo orden aparecen p.ej. si la torsion es cero, porque la conexión de espín en ese caso es función del vielbein involucrando derivadas primeras de este.. Las teorías CS no son entonces ’higher derivative theories’, que es como se conoce a aquellas teorías con ecuaciones del movimiento involucrando derivadas de orden mayor al segundo de los campos, las cuales se sabe tienen muchas dificultades que las hacen inconvenientes como modelos físicos.

Como se señaló desde varios puntos de vista Refs.[7, 8, 10, 12, 23, 15]. las teorías CS pueden aproximarse para pequenãs desviaciones respecto a ciertas configuración de referencia o ’background’ y para bajas energías (perturbaciones de pequeã amplitud y longitud de onda larga alrededor de esas configuraciones). La cuestió de en que condiciones, para que backgrounds y hasta que punto gravedades o supergravedades CS corresponden a la Relatividad General o supergravedad estándar esta sin embargo lejos de estar zanjada. Lo que está claro es que las gravedades CS no pueden considerarse en modo alguno descartadas como candidatos a teorías físicas de la gravitación, dando Relatividad General despues de alguna compactificación dinámica apropiada en algún límite de longitudes de onda largas.

La presencia de términos de mayor orden en la curvatura en las gravedades CS no debería ser considerado problemático, ya que tales términos aparecen por ejemplo en correcciones de la teoría de cuerdas a la Relatividad General, y no pueden descartarse, dada nuestra ignorancia sobre el comportamiento del campo gravitacional en distancias cortas

En resumen hay dos caminos para entender estas interacciones como consecuencia de principios de simetría, el programa de gauge desarrollado por Maxwell, Weyl, London, Yang, Mills y otros y el propuesto por Riemann, Clifford, Einstein, Kaluza, Klein y otros de ’simetrías como transformaciones generales de coordenadas’. De las cuatro interacciones fundamentales conocidas, las tres que conocemos a nivel microscópico, como teorías cuánticas de campos, son teorías de gauge.

Creo que no es irrazonable esperar que una completa descripción cuántica de todas las interacciones será realizada dentro del marco de las teorías de gauge. Entonces el requerimiento de la independencia de background lleva a alguna clase de teoría de Chern-Simons como la única posibilidad para tal teoría completa.

1.3 Transgresiones y teoría de campos

En este trabajo consideramos extensiones de las teorías de Chern-Simons basadas en el uso de formas de transgresión [25, 26, 27, 28, 29, 30], las cuales son generalizaciones de las formas de Chern-Simons involucrando dos campos de gauge. Recíprocamente las formas de Chern-Simons pueden pensarse como formas de transgresión con uno de los campos de gauge igual a cero.
Se puede pensar el segundo campo de gauge en las formas de transgresión como un background de referencia fijo no dinámico, o como un campo dinámico en pie de igualdad con el primero. En el segundo caso además puede pensarse que ambos campos están definidos en el mismo espaciotiempo, o que están definidos en variedades con un borde común.
A nivel de teoría de campos las formas de transgresión poseen:

(i) Invariancia Gauge

Las teorías de Chern-Simons no son estrictamente invariantes gauge, sino cuasi-invariantes, en el sentido de que la acción cambia por un término de borde bajo transformaciones de gauge. Las trangresiones en cambio son invariantes gauge.

(ii) Principio de Acción

Para tener un principio de acción bien definido, en el sentido de que la acción sea un extremo cuando valen las ecuaciones del movimiento es necesario en general agregar términos de borde a la acción, lo cual a veces se hace caso por caso para configuraciones específicas. La acción de transgresión permite dar una prescripción general de los términos de borde que hacen el principio de acción bien definido, los cuales son de hecho parte de su definición (por lo que puede decirse que ’vienen con la acción’).

(iii) Cargas Conservadas Covariantes

Las cargas conservadas que vienen de la acción de Chern-Simons no son covariantes, en el sentido de que su álgebra de corchetes de Poisson contiene términos centrales, como sucede siempre que se parte de una acción cuasi-invariante. Además en el caso de las masas de agujeros negros en diversas dimensiones para gravedades de CS, los valores obtenidos aplicando el Teorema de Noether a estas teorías no coinciden con los obtenidos por métodos hamiltonianos, que son los que tienen significado físico. Las cargas calculadas utilizando transgresiones como acciones son covariantes, reflejando la invariancia estricta de la acción, y dan los mismos valores que los métodos hamiltonianos.

(iv) Termodinámica de Agujeros Negros

La entropía de los agujeros negros en gravedades de Chern-Simons en diversas dimensiones, calculada a partir de la versión euclídea de la acción, diverge, por lo que se debe ’regularizar’ esta acción con ’contratérminos’ apriopiados. La acción de transgresión correspondiente da una entropía finita y que coincide con la calculada por métodos hamiltonianos.

La parte arriba mencionada de este trabajo se basa en trabajo realizado en colaboración con Rodrigo Olea, Ricardo Troncoso y Jorge Zanelli, recogido en los artículos [31, 32].

1.4 Transgresiones y acciones para objetos extendidos

Otra área interesante de aplicación de las formas de transgresión tiene que ver con el estudio de modelos de objetos extendidos de diversas dimensionalidades, como cuerdas y membranas, llamados en general branas, el cual ha recibido mucha atención en los últimos años.

Moore y Seiberg [22] mostraron que muchas intrincadas propiedades de una amplia clase de teorías bidimensionales (2D, signatura 1+1) con invariancia conforme o ’Conformal Field Theories’ (CFT) (las llamadas ’Rational Conformal Field Theories’) se pueden entender de forma muy simple si uno considera estas teorías como inducidas por una teoría de CS en 3D en su borde bidimensional, como consecuencias de la invariancia gauge y covariancia general de esta última. Las CFT en 2D son importantes porque las Teorías de Cuerdas corresponden a teorías de este tipo. Resultó natural tratar de reescribir las acciones en 1+1 dimensiones de las Supercuerdas como teorías de CS en 2+1 dimensiones [33] (ver también [7, 21, 22]) por una especie de ’engrosamiento’ de la superficie de mundo, como modo de sacar ventajas de las propiedades atractivas de las teorías de CS.

Las formas de transgresión se usarán en la construcción de una clase de modelos [34, 35] describiendo objetos extendidos con o sin supersimetría, como sistemas de gauge. La acción de estos modelos es la suma de las integrales de las formas de transgresión para el grupo de gauge en cuestión, integradas sobre subvariedades de la variedad de base (el volumen de mundo de la brana) y la variedad de base propiamente dicha. El propósito original era introducir objetos extendidos fundamentales en supergravedades de Chern-Simons a través de la inmersión de acciones de CS de menor dimensión en un background de CS. Si se permitía que estas branas tuvieran bordes la acción no sería invariante gauge en ese caso. Fijar el gauge en los bordes de las branas no era plausible, ya que estos bordes podían moverse. Pareció natural entonces usar formas de transgresión en vez de CS en la construcción, lo cual da acciones invariantes gauge. El precio que se paga es la duplicación de los campos de gauge. En esta clase de modelos confluyen varias líneas separadas de trabajo, previamente no relacionadas. Sus principales ventajas son:

(i) Invariancia Gauge

Los modelos de branas construidos con transgresiones también son invariantes gauge. Este es un punto importante que contrasta con lo que pasa con la teoría de cuerdas estándar, la cual no es un sistema de gauge, lo cual se critica como uno de sus puntos débiles [36]).

(ii) Independencia de Background y Democracia Brana-Background

En estos modelos los objetos extendidos y el background están descritos por acciones de la misma forma, atractiva propiedad que podemos llamar ’democracia brana-background’. El background sin embargo no es fijo, sino que es dinámico e interactúa con las branas, por lo que el modelo es independiente de background.

(iii) Teoría de Cuerdas como una Teoría Topológica

Estos modelos avanzan el programa propuesto por Moore y Seiberg [22], Witten [7], Green [33] y Kogan [21] de formular la teoría de cuerdas como un teoría de CS en 2+1 dimensiones. Incluso se puede conjeturar que uno de los modelos de la clase propuesta podría proporcionar una formulación independiente de background de la teoría M.

(iv) Branas Heteróticas Supersimétricas

Estos modelos proporcionan una extensión supersimétrica de el modelo de Dixon, Duff y Sezgin (DDS) [50] para el acoplamiento de objetos extendidos a campos de Yang-Mills. Sin embargo nuestros modelos difieren de estos en que los modelos DDS contienen branas que se mueven en un background fijo dado por campos de gauge , la métrica y el campo-RR , mientras que nuestro modelo es independiente de background y todos los campos son campos de gauge dinámicos.

La parte de este trabajo que trata con objetos extendidos se basa en los trabajos [34, 35], el primero de los cuales en colaboración con Hitoshi Nishino.

1.5 Plan del trabajo

El plan de este trabajo es el siguiente:

Las secciones 2 y 3 están dedicadas a revisar material de otros autores que se utilizará adelante.

En la Sección 2 se repasarán brevemente los elementos de la teoría de fibrados y clases características que se usan en la construcción de nuestros modelos. En el apéndice A se incluyen detalles adicionales de este tema.

En la sección 3.1 se revén los modelos físicos de los que los modelos propuestos acá son extensiones. Estos son teorías de gauge y gravedades de Chern-Simons (3.1), En la sección 4 discutiremos las acciones de transgresión en teoría de campos, con la sección 4.1 dedicada a las propiedades generales de esta y una discusión de las opciones disponibles en su formulación, la sección 4.2 a gravedad con formas de transgresión, la sección 4.3 dedicada a las cargas conservadas en general, la 4.4 a las cargas conservadas para teorías con el grupo AdS como grupo de gauge.

La sección 5 se dedica a la termodinámica de agujeros negros.

La sección 6 comienza con una subsección en que se revisan los tópicos de la teoría de objetos extendidos que conducen a la clase de modelos propuestos. Los temas revisados incluyen incluyendo las acciones de Green-Schwarz para supercuerdas y el acoplamiento de branas a campos de Yang-Mills y trabajos sobre la relación entre teoría de cuerdas y modelos de CS.

Luego se introducen las acciones de branas basadas en formas de transgresión, se discuten sus simetrías, sus ecuaciones del movimiento y algunos aspectos de la teoría cuántica, así como posibles relaciones con la teoría de cuerdas.

La Discusión y Conclusiones van en la sección 7.

El apéndice A se dedica a la geometría y topología de fibrados.

En el apéndice B se repasan los grupos espaciotemporales y sus extensiones supersimétricas.

2 Geometría y Topología de los Campos de Gauge

That non-Abelian gauge fields are conceptually identical to ideas in the beautiful theory of fiber bundles, developed by mathematicians , was a great marvel to me. In 1975, I discussed my feelings with Chern and said ”This is both thrilling and puzzling, since you mathematicians dreamed up this concepts out of nowhere.” He immediately protested, ”No, no, this concepts were not dreamed up. They were natural and real.”

-C.N. Yang

Los objetos conocidos en Física como Campos de Gauge y en Geometría Diferencial como Fibrados desempeñan un rol central en ambas disciplinas. En esta sección se repasan las propiedades geométricas y topológicas básicas de estos objetos que se utilizan más adelante en este trabajo. Debe consultarse el apéndice A por más detalles.

La herramientas matemáticas que se requieren son esencialmente las mismas usadas en el estudio de Anomalías en Teoría Cuántica de Campos (TCC), por lo que las referencias en esta sección son los artículos en ese tema de Stora [25], Zumino [26], Mañés, Stora and Zumino [27], y Alvarez-Gaumé y Ginsparg [28], y el libro de Bertlmann [37]. Un muy buen libro que contiene estos temas es ref.[30].

En lo que respecta a la literatura de matemáticas puras algunos de los resultados presentados en esta sección pueden encontrarse en el libro de Chern [29]. Por una lista extensiva de referencias ver [25, 26, 27, 28, 29].

2.1 Fibrados y campos de gauge

Un fibrado diferenciable consiste de los siguientes elementos[30]:
(i) Una variedad diferenciable llamada el espacio total.
(ii) Una variedad diferenciable llamada el espacio base.
(iii) Una variedad diferenciable llamada la fibra.
(iv) Un mapa llamado la proyección. La imagen inversa es llamada la fibra en p.
(v) Un grupo de Lie llamado grupo de estructura, que actúa en por la izquierda.
(vi) Un conjunto de abiertos cubriendo con un difeomorfismo tal que . El mapa se llama una trivialización local dado que mapea en .
(vii) Si escribimos , el mapa es un difeomorfismo. Si la intersección de con es no vacía, se requiere que en la intersección sea un elemento de . Por lo tanto y están relacionados por un mapa suave de la intersección de y a , . Las se llaman funciones de transición.

En física el espacio base es el espaciotiempo,con coordenadas denotadas por . La fibra es usualmente un espacio vectorial (isomorfo a ) dado por los valores de un campo de materia (lo más fácil es pensarlo como un conjunto de escalares, pero suelen ser espinores) con índice en una representación del álgebra de un grupo . El grupo es el grupo de estructura, correspondiente en física al grupo de gauge. Los campos de materia se escriben usualmente , donde son los generadores del álgebra del grupo en alguna representación. La acción del grupo de estructura en la fibra se define por donde es un elemento del grupo. Esta acción del grupo corresponde en física a las transformaciones de gauge.

La derivada exterior usual no transforma covariantemente bajo transformaciones de gauge . Para definir una derivada covariante se introduce la conexión en el fibrado dada por la 1-forma definida en , . La conexión corresponde en física al potencial de gauge. La derivada covariante se define por su acción sobre una forma diferencial con índices en el grupo como

donde es la derivada exterior y el conmutador entre dos matrices de formas diferenciales de ordenes y se define por

(1)

Definiendo la regla de transformación de bajo transformaciones de gauge como

se sigue que transforma covariantemente

y también

El tensor de campo o curvatura se define como la 2-forma

De la definición de la curvatura resulta que esta satisface idénticamente la identidad de Bianchi

La curvatura es covariante bajo transformaciones de gauge

Claramente tanto como corresponden en realidad a una matriz de formas diferenciales, para cualquier representación concreta de los generadores .

Bajo transformaciones de gauge infinitesimales (con los elementos de ) se tiene

de donde

2.2 Polinomios invariantes, formas de transgresión y formas de Chern-Simons

Un polinomio invariante   se define como la suma formal

(2)

donde

corresponde a una traza simétrica invariante222Ver apéndice B por el significado de ’simétrica’ en el caso de un supergrupo, el cual tiene generadores fermiónicos. En ese caso debemos hablar de una ’supertraza’ en vez de una traza. en el álgebra de . Esto es lo mismo que decir que es un tensor invariante simétrico en el álgebra del , el cual por contrucción tiene sus índices en la representación adjunta del grupo .

En el apéndice A se prueba que los polinomios invariantes son cerrados

y por lo tanto localmente exactos

donde se introdujo la forma de Chern-Simons, definida por

con y .

Una relación similar pero que vale globalmente es la fórmula de transgresión, que involucra dos potenciales de gauge y en la misma fibra, con curvaturas y respectivamente.

con la forma de transgresión definida como

con y .

La forma de transgresión es invariante bajo transformaciones de gauge en las que y transforman con el mismo elemento del grupo , debido a la covariancia de ,, la covariancia de , , y la invariancia de la traza simétrica.

La invariancia bajo transformaciones de gauge de las transgresiones es de fundamental importancia para nosotros, ya que esa propiedad es la motivación para usar transgresiones en la construcción de acciones para sistemas físicos, que es de lo que trata este trabajo.

Bajo variaciones infinitesimales genéricas de y la variación de la transgresión es

con , y

Bajo transformaciones de gauge involucrando solo tenemos , y entonces

Esto significa que la transgresión varía por un término de borde si solo uno de los campos se varía. Un resultado análogo vale si se varía solo (ver apéndice A)

La expresión previa con y da la variación de gauge de la forma de Chern-Simons:

con y . Esto implica que la forma de Chern-Simons no es invariante gauge, sino que cambia por un término de borde. Por esta razón se dice que la forma de Chern-Simons es cuasi-invariante, al contrario que las transgresiones, que son invariantes. Como se verá esto representa una gran diferencia cuando se consideran las cargas conservadas o la entropía de agujeros negros en teorías de la gravitación con acciones de Chern-Simons o transgresiones.

Las consideraciones de esta sección se extienden directamente a supergrupos, que se definen en el apéndice B.

3 Repaso de la Construcción de Acciones de Chern-Simons

If one may borrow a term used by the biologists, one would say that there is gradually forming a ”dogma” that all interactions are due to gauge fields.
C.N. Yang

3.1 La Acción

Se considera un sistema físico consistente de campos de gauge definidos en cierta variedad de base como en la sección 2.1 y se busca una acción que describa la dinámica clásica y cuántica del sistema. Se asume que no hay una métrica dada de antemano en la variedad que podamos usar en la construcciń de la lagrangiana. La lagrangiana en dimensión debe ser una D-forma invariante gauge. El único objeto local covariante gauge que se puede construir con los potenciales de gauge es el tensor de campo . Como no tenemos una métrica, no podemos construir una acción de Yang-Mills. Una 2n-forma genérica covariante gauge sería y podemos construir un objeto invariante gauge contrayendo esta con un tensor invariante (el cual debe ser simétrico en sus índices debido a que al ser las 2-formas conmutan, de modo que es simétrico ) El invariante no sirve como lagrangiana sin embargo, debido a que es una derivada total (localmente) como ya vimos. Sin embargo podemos tomar como nuestra acción para dimensiones impares

(3)

donde es una constante. Esta lagrangiana, dada por la forma de Chern-Simons, no es invariante gauge, cambia localmente por una derivada total

lo que significa que la acción dada es invariante gauge en una variedad sin borde suponiendo que la topología de la fibra es trivial. La variación de la forma de Chern-Simons es solo localmente exacta, entonces si la topología de la fibra es no trivial las contribuciones de diferentes cartas locales superpuestas no se cancelarán en la región de intersección. La acción tampoco es invariante bajo transformaciones de gauge globalmente no triviales. Por construcción la acción es generalmente covariante y no depende de ninguna métrica definida en la variedad.

3.2 Ecuaciones del movimiento

Bajo variaciones del potencial de gauge se tiene

(4)

donde usamos y ec.(4). Del teorema de Stokes

(5)

Entonces las ecuaciones del movimiento son [8, 10, 12]

(6)

En 2+1 dimensiones () y si la ’métrica del grupo’ es invertible (’no degenerada’) las ecuaciones del movimiento implican que y por lo tanto el campo de gauge es gauge puro. Esto significa que no hay grados de libertad locales que se propaguen, y el campo de gauge puede hacerce cero por una transformación de gauge en cualquier carta local (pero no en todas simultaneamente) En dimensiones mas altas esto no es verdad, las ecuaciones del movimiento aun tienen la solución , pero existen soluciones para las que esto no es cierto.

3.3 Gravedad y Supergravedad de Chern-Simons

Las gravedades de Chern-Simons son teorías de CS con un grupo espaciotemporal como grupo de gauge

(7)

donde es el vielbein (por una constante con dimensiones de longitud inversa) y es la conexión de spin. La dimensión del espaciotiempo es y se toma . La Torsión y la Curvatura se definen como

(8)
(9)

Bajo transformaciones de gauge infinitesimales

(10)

los campos cambian como

(11)

para traslaciones de gauge y

(12)

para transformaciones de Lorentz de gauge. Las expresiones para los grupos de de Sitter son similares, con algunos términos adicionales que se reducen a cero en el caso de Poincaré, y pueden calcularse a partir del álgebra (ver las referencias al comienzo de esta sección).

Para especificar el modelo se debe dar el tensor invariante a usar. La opción mas común es el pseudo-tensor de Levi-Civita

(13)

El polinomio invariante obtenido en este caso se llama ’densidad de Euler’ En el caso la acción es

(14)

donde para el grupo de Poincaré , para el grupo AdS y para el grupo dS . Las ecuaciones del movimiento correspondientes a extremizar la acción bajo variaciones de la conexión de spin son

(15)

Se sigue que si el vielbein es invertible (no degenerado) como matriz , donde es un índice espaciotemporal ’curvo’, se puede escribir la conexión de spin como función del vielbein (on-shell)

(16)

Las ecuaciones del movimiento correspondientes a son

(17)

La acción de Einstein-Hilbert (EH) en cualquier dimensión es

(18)

donde se define como antes, pero en términos de la conexión de spin correspondiente al caso de torsión cero of eq.(75).

Esta claro que la Relatividad General en 2+1 dimensiones es equivalente on-shell a la teoría de Chern-Simons para el grupo de Poincaré (), si el vielbein es no degenerado.

En dimensiones mas altas y para el tensor invariante la acción es

(19)

y las ecuaciones del movimiento son

(20)
(21)

Esta teoría no es equivalente ni siquiera on-shell a la Relatividad General, y el que la torsión sea cero no es requerido por las ecuaciones del movimiento, al contrario de lo que sucecede en 2+1. Sin embargo se cree que las gravedades de Chern-Simons en dimensiones mas altas son equivalentes a la Relatividad General en ciertos límites, como se menciona en la sección 3.1.5.

Es posible también construir acciones de CS para los grupos espaciotemporales usando combinacines simetrizadas de trazas ordinarias como tensores invariantes. Estas se conocen como ’acciones de gravedades exóticas de Chern-Simons’. Se diferencian de las mencionadas anteriormente en que en general la torsión aparece explícitamente en estas acciones. Los invariantes se conocen como ’densidades de Pontryagin’ y son nulas a menos que sea par para los grupos con cualquier signatura, lo que implica que acciones de CS de este tipo solo existen para .

Las supergravedades de Chern-Simons (’CS-sugra’) son modelos con acciones de Chern-Simons para extensiones supersimétricas de los grupos espaciotemporales. Si los generadores fermiónicos son espinores de Majorana, los potenciales de gauge son de la forma

(22)

donde es el ’gravitino’ y las 1-formas son los potenciales de gauge asociados a las cargas bosónicas adicionales que puedan requerirse para cerrar el álgebra. Los tensores invariantes pueden ser una extensión supersimétrica apropiada de (que puede ser difícil de construir), o cualquier producto simetrizado de trazas de generadores (que puede construirse de manera directa).

3.4 Teoría Cuántica

La teoría cuántica se define formalmente a través de la integral de caminos

(23)

donde se asume que sumamos sobre todas las configuraciones del campo de gauge, y sobre todas las geometrías y topologías de la variedad deferencial de base. En principio deberían además utilizarse procedimientos adecuados, analogos al método de Fadeev-Popov, para evitar redundancias en esta suma, como sumar configuraciones de gauge correspondientes al mismo estado físico.

Los observables naturales invariantes gauge son no locales, los llamados ’loops de Wilson’ o ’lazos de Wilson’

(24)

donde es una curva cerrada cualquiera y es la exponencial ordenada de camino, definida como el producto de las en segmentos infinitesimales en que se divide el camino, en el orden en que este es recorrido. Witten mostró que para teorías de gauge de CS en 2+1 los valores esperados cuánticos de los loops de Wilson son invariantes topológicos de nudos

(25)

como cabía esperar de la ausencia de una métrica de referencia que proporcionara una noción de distancia entre puntos de .

Un punto importante es que la constante de acoplamiento en la acción esta cuantizada, en el sentido de que la consistencia de la teoría a nivel cuántico requiere que esta tome alguno de un conjunto discreto de valores. La idea es que la acción puede escribirse como

(26)

o

(27)

dependiendo de si extendemos en o en de modo que . Es natural pedir que la física descrita por tal teoría no pueda depender del modo en que uno extienda , ya que la teoría está definida en esta. Para que la integral de camino no dependa de que extensión elegimos debemos requerir

(28)

donde es un entero. Pero

(29)

donde es la variedad cerrada formada por la unión de y , esta última con la orientación invertida, unidas en . Observamos que es un número de Chern, invariante topológico. La condición de cuantización en queda

(30)

Esta condición de cuantización es satisfecha por cualquier posible solo si la integral es proporcional a un número entero. Sabemos por el teorema de índice ec.(37) que esto es verdad para la traza simetrizada usual. También es cierto en el caso del grupo para par y signatura arbitraria, con como tensor invariante, en cuyo caso la integral se conoce como el ’número de Euler’ de la variedad (el cual tambien se relaciona con el índice de un operador diferencial).

Una importante consecuencia del resultado anterior es que se espera que la acción clásica sea ya la ’acción efectiva cuántica’. Normalmente se espera que despues de insertar la acción clásica en la integral de caminos y calcular los efectos cuánticos usando técnicas apropiadas (desarrollos porturbativos y regularización, etc.) se obtiene la acción efectiva cuántica como la acción clásica mas correcciones cuánticas (’contratérminos’), que pueden tener la misma dependencia funcional en los campos dinámicos que la acción clásica (dando lugar solo a la renormalización de los campos, masas y constantes de acoplamiento) o, como sucede en general, una dependencia diferente.

Para teorías de CS los posibles contratérminos consistentes con las simetrías de la acción (invariancia gauge y covariancia general) son también Chern-Simons. Esto fue señalado por primera vez en el estudio de las anomalías en TCC (y las matemáticas son esencialmente las mismas aca) donde se conoce como ’teorema de Adler-Bardeen’ [42]. El teorema de Adler-Bardeen para anomalías quirales establece que las correcciones cuánticas de mayor orden (radiativas) a la anomalía solo dan origen a la renormalización de la función de ondas (redefinición de los campos) y de las cargas, pero la forma de la anomalía está determinada por la contribución de orden mas bajo. Este resultado fue extendido a situaciones mas generales por Piguet y Sorella [43],quienes usaron métodos BRST para independizarse de cualquier procedimiento específico de regularización. Podemos interpretar este resultado mas la condición de cuantización como implicando que despues de que todas las correcciones cuánticas y la regularización se toman en cuenta se debe finalizar con una acción efectiva de la forma original con una constante que satisface la condición de cuantización dada arriba.

En teoría cuántica de campos aquellas teorías que son bien definidas para todas las escalas de energía333por lo que no es necesario truncarlas a una escala determinada de distancias o energía, lo que se conoce como un ’cut-off’. se dice que tienen un ’punto fijo ultravioleta’. Una clase de teorías que tienen esta propiedad es la de las teorías ’asintoticamente libres’, como por ejemplo la Cromodinámica Cuántica(QCD) (ver p. ej. [44]). Sin embargo para estas teorías el punto fijo se dice ’trivial’, porque en el límite ultravioleta la constante de acoplamiento se anula y la teoría es libre. No se conocen teorías con puntos fijos ultravioletas no triviales, pero hay teoremas en el sentido de que si esas teorías existen el número de constantes de acoplamiento no nulas en ese límite debe ser finito (ver [45]).

Es interesante observar que de los puntos previos se puede concluir que las teorías de Chern-Simons al nivel cuántico son TCC con un punto fijo ultravioleta no trivial.

4 Transgresiones en Teoría de Campos

Santiago, y adelante.

Hernán Cortés

4.1 Transgresiones como acciones de teorías de gauge

En esta sección se consideran generalizaciones de las teorías con acciones de Chern-Simons en las que la lagrangiana se toma como dada por formas de Transgresión, en dimensión , en vez de formas de Chern-Simons. Este tipo de generalización fue considerada primero en [53, 34, 35] y posteriormente en [54, 55]. Los resultados originales contenidos en esta sección y la siguiente sobre termodinámica de agujeros negros fueron presentados en nuestro trabajo en [31, 32].

El uso de transgresiones [31, 32] tiene la ventaja inmediata de que la acción es ahora estrictamente invariante gauge, en vez de solo cuasi-invariante, pero ademas tiene las importantes ventajas mencionadas en la introducción de:
(i) dar un principio de acción bien definido, en el sentido de que la acción es un extremo cuando valen las ecuaciones del movimiento con condiciones de borde apropiadas,
(ii) dar cargas conservadas covariantes a través del método de Noether (debido a la invariancia de gauge estricta, como se observó en general en [56]), y en el caso de gravitación una masa que coincide con la obtenida por métodos hamiltonianos (al contrario de lo que pasa con la acción de Chern-Simons),
(iii) regularizar la acción a través de los términos de borde dictados por la invariancia gauge de modo que la entropía de los agujeros negros en gravitación de AdS calculada a partir de la acción euclídea es la correcta, comparada con la calculada con métodos hamiltonianos (donde estos términos de borde deben calcularse caso por caso).
Se puede pensar que una vez que se logra la invariancia gauge de la teoría, los demás puntos se siguen como resultado de la ’magia del principio de gauge’, pero aún así resulta sorprendente que la extensión de las acciones de Chern-Simons requerida por la invariancia gauge resuelva además estos otros problemas.

Las ecuaciones del movimiento pueden determinarse a partir de la fórmula general para variaciones de las transgresiones

(31)

donde las interpolaciones son entre y .

Las ecuaciones del movimiento (E.d.M.)que se siguen de esta acción son

(32)

las cuales deben suplirse con condiciones de borde apropiadas que anulen el término de borde

, de modo que sea cuando valen las E.d.M., con lo que la acción sería realmente un extremo. El término de borde en la variación de la transgresión se anula si las variaciones y se toman como cero en el borde, pero esto, que equivale a tomar los potenciales de gauge fijos en el borde como condición de borde, es demasiado restrictivo, considerando que la lagrangiana contiene solo derivadas primeras de los campos.

Una condición de borde que parece natural dada la forma del término de borde es pedir que (o que tienda a cero lo suficientemente rápido) en el borde, con lo que en el borde, y que sea finito en el borde. Esto aseguraría que el término de borde se anule. Se considerará otra posible condición de borde en el caso de gravitación.

En esta discusión de las ecuaciones del movimiento se asumió que ambos campos de gauge son dinámicos. Sin embargo se pueden distinguir dos posibilidades:
(i) la ya mencionada de considerar tanto como campos dinámicos que satisfacen las E.d.M., o
(ii) solo es dinámico, mientras es un background fijo. En ese caso Solo debe satisfacer las E.d.M..

Observese que cualquiera sean las condiciones de borde, tanto en caso (i) como (ii) la acción es un extremo para variaciones que se reducen a transformaciones de gauge en borde. En el caso (i) podemos tomar y como arbitrarios en el interior (’bulk’) pero reduciendose a transformaciones de gauge infinitesimales con el mismo parámetro de gauge en el borde. Esto es así porque debido a la invariancia gauge de la trangresión se tiene

mientras que si miramos a la variación general de la transgresión se tiene que los términos de bulk son cero debido a las E.d.M. y el término de borde es el mismo de la expresión previa para variaciones de gauge, porque de todos modo y son cero (E.d.M.), lo que prueba que la acción es un extremoaún si variaciones de gauge de los potenciales se permiten en el borde.

En el caso (ii) no asumimos que , y se toma arbitrario en el bulk pero reduciendose a transformaciones de gauge con parámetro en el borde, mientras es una variación de gauge con parámetro tanto en el bulk como en el borde (con un que es el mismo que aparece en las variaciones de en el borde). Un argumento análogo al usado en el caso (i) muestra que también en este caso la variación de la acción será cero. La situación es similar a la discutida por Regge y Teitelboim [57] en Relatividad General, donde la adición de términos de borde se requería para tener un principio de acción bien definido, mientras se permitían transformaciones de Poincaré en el infinito espacial. La similitud será aún mas estrecha al considerar gravitación.

Las formas explícitas de las formas de Chern-Simons y Transgresión en 3D son

(33)

y

(34)

En 5D estas son

(35)

y

(36)

donde

(37)

La notación () significa que el argumento es ().

4.2 Gravedad con Formas de Transgresión

4.2.1 Generalidades

Consideraremos teorías de la gravitación en las que la acción está dada por formas transgresión con el grupo G dado por el grupo de Anti-de Siter , [31, 32], con generadores con el algebra

(38)

y la traza simétrica definida por

(39)

La traza simétrica puede definirse a veces con otra normalización, por ejemplo mas adelante usaremos

(40)

donde con el volumen de la la esfera en dimensiones y la ’constante de Newton’ en dimensión . Esto solo da el mismo que aparece en la traza simétrica factor de normalización en frente de la transgresión o el CS. Los generadores se dividen en generadores del ’grupo de Lorentz’ with y los generadores de ’traslaciones’ . El potencial de gauge es

(41)

En d=2+1 la forma de Chern-Simons es

(42)

y la forma de Transgresión es

(43)

En d=4+1 la forma de Chern-Simons es

(44)

En una notación mas compacta

(45)

donde el paréntesis doble implica contracciones, como por ejemplo , y . Para la transgresión en d=4+1 tenemos

donde .

4.2.2 Configuración de Variedad Cobordante (VC)

Una elección particular de la configuración que permite apartarse lo menos posible de las teorías de gravitación de Chern-Simons, en el sentido de agregar un mínimo de estructura adicional, es la configuración de variedad cobordante (VC) [31, 32], donde si y , tenemos

(46)

con definido solo en el borde por

(47)

donde el índice 1 corresponde a la dirección normal al borde y los índices subrayados, como , pueden tomar cualquier valor diferente de 1.

Para esta elección de puede verse que la acción puede escribirse como la forma estándar del término de bulk para la lagrangiana de Chern-Simons con el tensor invariante

(48)

el cual puede escribirse notablemente solo en términos de y (y no de ) en la forma conocida como de Lanczos-Lovelock- Chern-Simons

(49)

mas un término de borde dado por

Es decir que la lagrangiana de transgresión en este caso esta dada por

(50)

Este resultado es particularmente notable si se tiene en cuenta que el término de borde que debe adicionarse a la lagrangiana para obtener la lagrangiana de Chern-Simons con el tensor invariante dado no se conoce en general para cualquier dimensión.

La configuración de variedad cobordante permite otra elección de condiciones de borde particularmente conveniente que también hace que la acción sea un extremo cuando valen las ecuaciones del movimiento. La fórmula de la variación de la transgresión para la configuración de variedad cobordante da

Lo que sugiere la condición de borde natural

Puede verse [32] que esto implica que la curvatura extrínseca del borde satisface

para las variaciones permitidas en esta condición de borde, y

donde es una constante y es la métrica del borde. Esta última ecuación implica que la normal es un vector de Killig conforme, ya que la curvatura extrínseca está dada por la derivada de Lie de la métrica del borde según la normal

4.3 Cargas Conservadas

En esta subsección se estudiarán las corrientes y cargas conservadas para teorías de Chern-Simons y Transgresión, calculadas a partir del Teorema de Noether [31, 32] . Empezaremos repasando el teorema de Noether, entonces discutiremos las corrientes conservadas asociadas a las transformaciones de gauge y a los difeomorfismos. Otros trabajos que se han ocupado del cálculo de las cargas conservadas en teorías de gauge y gravitación de Chern-Simons, que no tienen sin embargo una superposición de contenido significativa con nuestro trabajo, son las referencias [54, 55, 58]. Un trabajo previo en el caso de 2+1 dimensiones es ref.[53]. El prolema relacionado de la elección de términos de borde apropiados y de las cargas conservadas en teorías de la gravitación de Einstein-Hilbert con constante cosmológica en dimensiones pares se trató en ref.[59].

4.3.1 Teorema de Noether

La variación de formas diferenciales bajo difeomorfismos en que las coordenadas cambian como esta dada por

donde es la derivada de Lie, que para formas diferenciales puede escribirse como

con la derivada exterior y el operador de contracción dado por

El operador es una antiderivación, en el sentido de que actuando en el el producto exterior de dos formas diferenciales y de ordenes p y q respectivamente da . Un resultado útil es que la derivada de Lie actuando sobre potenciales de gauge es

donde es la derivada covariante y F el tensor de campo.
Se considera una densidad de lagrangiana dada por una forma diferencial , donde representa todos los campos dinámicos. La variación de la lagrangiana bajo difeomorfismos esta dada por , ya que porque el orden de es igual a la dimensión del espacio. Se considera una clase de transformaciones bajo las que la lagrangiana sea cuasi-invariante, combinadas con difeomorfismos. Bajo estas la variación de la lagrangiana se asume de la forma

donde la primera derivada total viene de las transformaciones consideradas y la segunda de los difeomorfismos. Por otro lado el procedimiento usual que lleva a las ecuaciones del movimiento (E.d.M.) de Euler-Lagrange da la variación de la lagrangiana como las ecuaciones del movimiento mas un término de borde